"Sizigia", "La saga de Los Lagos"

SIZIGIA
Autora: Juani Hernández
Idioma: Español
Género: Romántico

Sinopsis:
   La Sizigia es el momento mágico en el que la Luna, en su fase de Plenilunio, está directamente en línea con la Tierra y el Sol, entrando en perfecta conjunción, oposición y armonía todos los orbes… el eclipse perfecto… Fue señalado desde tiempos inmemoriales en la Profecía del Fin de los Días, anunciando un apocalipsis cuyo inicio vendrá marcado por el nacimiento de un niño justo en el momento de la Sizigia: Ilsïk de Los Lagos y Asbath. 

   Desde entonces, los Reyes de Häe, con ayuda de Hrodgar y Moira, acechan tras los muros de Adamón, a la espera del momento idóneo para evitar que se cumpla esta profecía. Y, para ello, no dudarán en arrasar Los Lagos, en un intento de que su dios, el Astro Sol, reine para siempre. 

   Sin embargo, nadie en Los Lagos es consciente de la letal amenaza que pende sobre ellos. ¿Cómo defenderse entonces? ¿Cómo evitar que el Reino de Häe lleve a cabo sus planes de destrucción si ignoran que el peor de los enemigos ha traspasado sus murallas hasta lo más profundo del reino? 

   Amor, pasión, traición y un desafío mortal... 
   Se acerca la Sizigia… la lucha entre las Fuerzas del Bien y del Mal. 



Mi Opinión personal:

   Las pocas, muy pocas veces en mi vida,  en que he contemplado un Eclipse, me ha parecido estar viendo algo mágico, especial, único. Así es exactamente  como me he sentido al leer esta maravillosa Saga de los Lagos.
   Su lectura es amena, fresca y sobre todo muy, muy romántica. Nos sumerge en un mundo fantástico en donde el amor todo lo puede, siendo  capaz de superar cualquier tipo de obstáculos. Es un amor que te crees desde el principio porque es real, la autora hace que así sea con esa manera tan suya  que tiene de escribir. Hay momentos, a lo largo de la narración, muy especiales  que leería mil veces y jamás me cansaría de hacerlo. Frases hermosas puestas en boca de los personajes que te llegan muy adentro, te enamoran  y te gustaría poder grabarlas todas en tu memoria.

 Tiene su dosis justa de intriga, humor y drama. Es amena, agradable, sencilla de leer. Los personajes interaccionan entre sí forjando su destino, creando situaciones hermosas que  te atrapan desde el primer momento.

  Es una historia única, original, fresca, con  personajes muy  humanos que cometen errores,  que te hacen  sufrir y enfadar un poquito,  pero,  por supuesto,  son capaces de reconocer sus fallos, asumirlos  e intentar enmendarlos, por lo que no le cuesta nada al lector otorgarles su perdón, entendiendo las razones que tuvieron para actuar de un modo o de otro, aunque no siempre estés de acuerdo con su modo de proceder.
  
  Pero centrémonos en el tercer y último libro de esta saga, en Sizigia, porque una cosa es cierta, si los dos anteriores libros son buenos…, este es mejor. Con unos momentos hermosos, mágicos, únicos, irrepetibles, que como digo,  leería cien mil veces y no me cansaría una de hacerlo. Con unas frases preciosas puestas en boca de los distintos personajes  que te llegan muy dentro del corazón.

  Una profecía que habla del Fin de los días,  de la destrucción tanto del Astro Sol como de la Luna. Unos reyes dispuestos a escudarse tras la misma para conseguir  sus terroríficos y espeluznantes fines, unos gobernantes crueles y despiadados, cuya maldad apenas hemos empezado a ver, maldad que se va haciendo cada vez más evidente a medida que avanza la lectura.

  La Sizigia es un eclipse perfecto, mágico, durante el que  nacerá un niño que será crucial para acabar con la mencionada profecía, pero no será la única pieza, hay más…Podríamos decir que los oscuros y peligrosos reyes Häe no solo necesitan a Ilsïk para llevar a cabo sus malvados planes.
Si tuviera que decantarme por cuál es, a mi modo de ver, el protagonista indiscutible de esta historia, no señalaría a ninguno de los príncipes y princesas de cada uno los reinos que conforman el relato, porque para mí este libro tiene un claro protagonista y ese es el amor. El amor en todas sus manifestaciones. El amor puro y definitivo que se muestra de diferentes maneras.

  El que sienten  los padres hacia los hijos o los hijos hacia los padres, que lleva a unos y otros a hacer todo por ellos, por su bienestar, dando incluso la vida si es menester. Ese amor que sientes hacia una persona que, aunque no sea hijo biológico tuyo, lo sientes como tal, cuidándolo, protegiéndolo y dándole consejos de padre o madre cuando ves que está confundido o los necesita.
 
  La fidelidad  y lealtad son otras formas de amor poderosas, esas que se ganan con bondad, con justicia; gobernando con mano dura pero amable y compasiva, no por la fuerza,  imposición, obligación o manipulación.

 No pueden faltar tampoco los sentimientos  de  camaradería, compañerismo. De esa amistad pura,  verdadera,  que existe entre todos  los protagonistas de esta historia, una amistad fiel, duradera, capaz de superar también las peores dificultades.
No podemos tampoco olvidarnos de esa necesidad que tiene el ser humano de  pertenecer a algo, a un pueblo, a una familia cuando nunca la has tenido de verdad, la necesidad de trabajar por una causa, esa necesidad de la que surge la capacidad  de luchar en equipo para que la empresa tenga éxito, de preocuparse los unos por los otros, ingrediente principal de una victoria. 

 También tenemos que hablar de miedo, ese que te lleva al sometimiento y a la manipulación; de la traición y la venganza, capaces  de avivar otro sentimiento tan poderoso como el amor: el odio. Un odio que te incita a cometer las peores atrocidades, crueles y terribles,  pero que también se pueden cometer en nombre de la ambición desmedida de unos gobernantes a los que no les importa nada ni nadie, solo ellos mismos y su propia subsistencia.

  Pero, sobre todo,  hablemos de  aquel amor que nace de lo más profundo del corazón. El que surge cuando se cruzan dos miradas, cuando los cuerpos se unen y los corazones se hablan…,  esa atracción a la vez  física y emocional,  tan mágica y perfecta  como el eclipse, y que surge  entre dos seres humanos que se atraen irremediablemente llamándose entre sí como dos poderosos imanes incapaces de vivir el uno sin el otro. Porque cuando un  ser humano se enamora de verdad, no hay fuerza capaz de detener ese sentimiento.

  Un amor puro capaz de superar los mayores obstáculos, como una pérdida de memoria, en el caso de Nicolás; o  unas tradiciones, unas creencias o un modo de vida que te separan irremediablemente de la persona amada, porque la decisión entre lo que se supone que es tu deber y lo que te dicta tu corazón es muy difícil de tomar, llevándote a la más absoluta y total de las confusiones. Un amor que a veces es difícil de reconocer, ya sea porque en tu vida nunca hubo cabida para él o porque hay algo que te impide verlo con claridad.

  Un  amor que te lleva a enfrentar decisiones difíciles, imposibles de digerir, pero que no tienes más remedio que tomar en nombre de ese amor, porque la persona por la cual darías todo, hasta la vida misma,  así te lo pide, porque sabes que de no tomarla…, ese sentimiento puede resentirse y nunca volver a ser el mismo. 
  
 Un amor que te redime, te salva, te purifica, te fortalece, te empuja  a seguir luchando por aquello en lo que crees y amas. Un amor que también es capaz de debilitarte, de confundirte…. y de destruirte. Puede pasar de ser tu mayor aliado, a tu peor enemigo. Cuando lo sientes no puedes negarte, no hay vuelta atrás,  a pesar de que muchos, al desconocer este sentimiento, se empeñan en hacerlo, aunque al final son los que caen del modo más inexorable, llegando a hacer las mayores proezas en nombre tanto del bien como del mal.  Puede llegar a afectar a cualquier persona, desde la más sencilla, humilde, noble, desinteresada y buena, hasta al ser mas desalmado y depravado que pueda llegar a existir. Puede ser capaz incluso de vencer la manipulación de las mentes.

  El final de Entre el Sol y la Luna nos dejó a todas las lectoras con el corazón en un puño, deseando leer el siguiente capítulo de esta hermosa historia. Agatha y Jordan han conseguido por fin ese hijo deseado, aunque en unas circunstancias muy trágicas y dolorosas, unas circunstancias en las que Agatha ha demostrado, una vez más, que tras esa fachada altiva se esconde una mujer buena y generosa; Eric y Claire esperan a su primer hijo, lo que causa en Eric, siempre tan sobreprotector con lo que ama,  cierta intranquilidad debido  a los problemas que su esposa ha tenido en el pasado. Pero también hemos dejado a dos parejas rotas, a dos amores que no han tenido la oportunidad de florecer.

  Dos parejas que, aunque locamente enamoradas,  a pesar de que alguno de ellos no sea capaz de ver ese sentimiento… de momento,  se tienen que separar porque ese amor, sencillamente, es imposible, impensable y prohibido,   debido a las diversas circunstancias que los separan, a un destino inexorable del cual ni siquiera el amor puede salvarles, un destino marcado desde hace tiempo por la mano de  tres hombres crueles y caprichosos. Es en nombre de ese destino y para evitar males mayores, por lo que Anyan no tiene más remedio que dejar marchar a Francis…, sin ella.

  Dejo para el final el momento más triste, el que marcará una parte de este último libro, porque  hemos dejado al Rey Nicolás desaparecido, herido,  sin memoria  y a merced de Moira, la malvada bruja que lo ha secuestrado para poner en marcha sus perversos planes, unos planes que traerán en jaque a todos los príncipes, princesas y reyes de esta historia, pero que no serán capaces de ver hasta que no sea ya un poco tarde. 

  Al principio de Sizigia, nos encontramos a todo un reino desolado, desesperado  por la desaparición de su rey. Un montón de personas lo buscan desesperadamente,  con menos esperanzas de encontrarlo con vida cada día que pasa sin tener noticias de él. No solo lo buscan sin descanso sus incondicionales como Eric, Jordán, Patrick o Francis, sino también todo un ejército a las órdenes de estos últimos,  todo un pueblo que lo ama  porque si algo tiene de especial este rey es que se hace amar, querer y respetar por unos súbditos que darían todo por él. La razón de todo ello es que es un monarca que sabe cuándo bajar de su pedestal y mezclarse con sus vasallos siendo uno más de ellos; un soberanoy que cuando se entera de quién es, con memoria o sin ella, sabe adoptar esa pose característica de una persona de su linaje,  por simple y puro instinto.

  Un rey que, llegado el momento, sabe perdonar entendiendo el motivo que ha llevado a algún que otro personaje a actuar de la forma en que lo hizo. Que sabe ser piadoso con aquellos que le hicieron daño.  Preocupado porque su pérdida de memoria le impida gobernar sabiamente, inquieto por lo que pensarán sus súbditos de él, cuestionándose  si era justo y bueno o todo lo contrario.  Sin embargo, Nicolás pronto demostrará  que sabe gobernar con mano dura pero con generosidad, castigando a quien se lo merece y premiando a aquellos que lo ameritan.

  Así lo demuestra en su primera aparición oficial ante su pueblo tras ese  regreso a un reino y a un cargo de los  que no recuerda nada. Pero como no puede ser de otro modo, Nicolás nos asombra una vez más con su valía como gobernante porque, incluso en la difícil situación en la que se encuentra su mente, tiene que tomar una decisión y lo lleva a cabo optando por  la más sabia y única posible, adoptando una postura justa ante una injusticia que se estaba cometiendo en su nombre y en su reino. Pero también hace algo que nos deja muy claro lo que siente hacia Gabrielle, pues a pesar de no recordar a su esposa con su mente consciente,  su corazón que como ya sabemos  «un día dejó en sus manos», lo lleva hacia ella. Algo que nos da esperanzas, que nos hace saber que no todo está perdido.

  Cuando en Los Lagos todos están empezando a perder los ánimos, convencidos de que cada día que pasa es más difícil  encontrarlo vivo, Nicolás de pronto aparece de la nada junto a una mujer que se convierte en una especie de heroína para todos, porque les ha traído a su rey de vuelta… con vida.

 Pero la alegría inicial que provoca su aparición, aparentemente sano y salvo, da paso de nuevo a la desesperación de todos, sobre todo de Gabrielle, al ver que ha perdido la memoria, que no recuerda nada de su vida anterior y tampoco a… nadie; ni siquiera a ella, a esa mujer en cuyas manos un día él dejó su corazón.

  Gabrielle entonces toma una decisión desesperada  que, acertada o no,  es la única posible dado la manera de ser que tiene nuestra princesa. La cuestión es si Gabrielle hace bien o hace mal en tomar esa postura que, por otro lado, es muy ella, muy acorde con su carácter.  Cada una de nuestras princesas tiene una manera de ser diferente y si alguna de las otras se hubiera enfrentado a este problema, habrían reaccionado de otro modo, un modo que también podría estar equivocado porque son unos personajes muy humanos en los que la perfección brilla por su ausencia, pero en esa imperfección esta su fuerza.

  Mientras todo esto ocurre, Moira ha conseguido penetrar en el castillo, quedándose en él y representando una seria amenaza para todos sus habitantes, sobre todo porque la consideran una amiga,  lo que la hace mucho más peligrosa. Más  allá,  en el reino de Adamón,  unos reyes maquiavélicos, manipuladores  y de moralidad muy dudosa, esperan con ansias que Hrodgar les dé noticias de la bruja.
  Al mismo tiempo, Anyan y Griam empiezan a cuestionarse su lealtad y sus creencias en algo que no existe, algo que los destruye, los utiliza para sus propios fines, los manipula. Anyan y Griam pasan a ser dos personajes importantes y claves en esta historia, ya que su comportamiento marcará el rumbo de la misma. De su estado de confusión, sometimiento y manipulación,  irán evolucionando hasta ver con claridad la realidad, una realidad tan cruel como aterradora, pero que enfrentarán cada uno a su manera.

  Mientras ellos sufren esta evolución,  en el reino de los Lagos hay dos personas desesperadas por ese amor no correspondido. Francis no puede olvidarse de Anyan y mucho menos de aquellas  palabras que le dijo antes de que él tuviera que regresar. No deja de pensar en ellas tratando de descifrar su significado,  hasta que al final, aconsejado por su inseparable amigo Jordan, Francis toma una decisión.  Selene, sin embargo lo tiene más difícil, ya que tras lo que pasó entre ellos dos esa  noche que estuvieron juntos, ella está convencida de que Griam no la ama, de que su amor es imposible. Selene se ha resignado a hacer frente sola a su destino.

 Pero no solo Francis y Selene poseen conflictos internos que resolver. Todos en el reino de Los Lagos tienen sus propios problemas. Agatha sigue sin poder concebir, aunque se ha olvidado un poco de ello gracias a ese niño que les llegó de improviso,  pero ¿podrá ser posible que al final sí logre su sueño de llevar un hijo en su vientre?

  Claire tiene problemas muy serios en el parto, problemas a los que Tristan les ve muy difícil solución, ¿podrán sobrevivir la madre y el bebé o solo uno de ellos lo logrará?

  Nicolás no recuerda a Gabrielle, pero su corazón lo empuja hacia ella, de tal modo que en el mismo instante en que se entera por boca de Moira de quién es y que está casado, corre hacia su reino con la esperanza de que esa esposa sea la misma mujer con la que sueña. Su estado de confusión es evidente, pero eso no impide que Gabrielle lo atraiga y enamore del mismo modo que lo atrajo y enamoró la primera vez que la vio.  Gabrielle, por su parte, ha iniciado una nueva táctica, influenciada por las opiniones de Selene y de Claire.

  Por otro lado, dos nuevas parejas se han unido a las ya existentes, dos  parejas que ya nacieron en el libro anterior, pero que en este cobran un poco mas de protagonismo e importancia a la hora de luchar contra ese enemigo poderoso e invisible del cual todavía no saben nada. Junto a  estas parejas aparecen otros personajes en esta historia que también los vimos anteriormente, dejándonos muy mal sabor de boca algunos de ellos, pensando incluso que ya los habíamos dejado atrás  o que, simplemente,  pasaron por ella en el caso de otros personajes.

  La princesa Adrianne está en conflicto emocional entre la lealtad y el cariño que debe tenerle a su padre y el resentimiento por lo que este la hizo,  por la manera en que  la trató, ¿podrá llegar a superarlo? Por otro lado, no debemos descuidar al personaje de Ylva, la esposa de Zayed.

  En medio de todo eso, una amenaza atroz y espeluznante se cierne sobre todos ellos tan cruel como aterradora. Una amenaza invisible, de la cual no saben nada hasta el último momento, instante en el que ya todo… parece perdido. ¿Podrá el amor ser capaz de salir vencedor del destino que las fuerzas del mal tienen preparado para nuestros protagonistas? ¿O será demasiado tarde?

  Tengo que darle mi enhorabuena a Juani Hernández Martínez por su buen hacer, por hacernos disfrutar de una saga maravillosa, por saber mantener la intriga y la expectación hasta el último momento; por brindarnos algo tan bonito, hermoso, emotivo y tan fácil  como ameno de leer.  Por conseguir que, al finalizar este libro y con él el fin de toda la Saga, sientas ese vacío en tu pecho que surge cuando has leído una historia que te ha llenado tanto que ahora te preguntas qué va a ser de ti  como lectora, sin  saber nada mas de Nicholas, Gabrielle, Erick, Claire, Jordan, Agatha, Francis, Anyan, Griam, Selene… y de todos los demás príncipes y princesas que conforman esta historia.

  Por último, tenemos que darle las gracias por la moraleja final, por ese mensaje subliminal que nos lanza tanto  en este libro como en los dos anteriores: el amor, al final, sí es el arma más poderosa, un arma capaz de fortalecerte llevándote  a la victoria o debilitarte y destruirte cunduciéndote a la derrota.

  Una saga maravillosa que he podido disfrutar gracias a que alguien un día me la recomendó. Ojala que esta reseña sirva para devolver el favor y haga que aquellas o aquellos que aún no la han  leído vayan corriendo a hacerlo.

Sobre su autora:

Juani Hernández Martínez nació en 1976 en Aldaia (Valencia), aunque pasó la mayor parte de su infancia en Picassent (Valencia).
Casada con un chileno, parte de su corazón reside en Chile, su otra patria, donde vivió durante casi dos años, y a la que no descarta volver para quedarse definitivamente.
Finalizó la carrera de Arquitectura Superior en la Universidad Politécnica de Valencia, aunque circunstancias personales la han mantenido alejada de su profesión.
Su primera incursión en la novela romántica fue “Mi corazón en tus manos”, la primera parte de la Saga de Los Lagos y que fue publicada en noviembre del 2013, continuando con «Entre el Sol y la Luna» y «Sizigia». Tras finalizar esta saga, está trabajando en tres novelas de género contemporáneo, cuya primera entrega, Lágrimas de Ángel, se ha publicado  en octubre de 2014.
Actualmente vive en Aldaia,  donde su principal ocupación es ser madre y esposa, aunque siempre se las ingenia para hacerse con un buen puñado de ratos libres y seguir escribiendo.

16 comentarios:

  1. Ostras!!! Muy buena reseña!!! muy completa!!! Felicidades!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roser en mi nombre y en el de M Luisa. Espero que si no has leido la saga, te animes a hacerlo.

      Besos

      Eliminar
  2. Bueno, pues en este momento, estoy sin palabras... A ver, no es que yo me las dé de elocuente o de que siempre tengo la frase justa para el momento adecuado pero, aunque realmente fuera así, de igual modo me habría quedado sin palabras porque este homenaje (porque llamarlo reseña se queda muy pero que muy corto) deja sin respiración a cualquiera. Sé que me repito, pero mi meta, mi objetivo principal es transmitir, lo que sea, es decir, todo lo que sientan los personajes a lo largo de la historia, y que no siempre tiene por qué ser bueno... Me encanta cuando os emocionais y también cuando os enfadais, cuando me decís que le daríais un par de tortas a tal personaje... Pero es que tú has captado a la perfección toda la esencia, toda la intención de cada una de las acciones, de las decisiones que toman mis personajes. Trato de no dejar nunca nada al azar, como se suele decir, no me gusta "dar puntada sin hilo" y es muy gratificante darme cuenta de que lo he conseguido, puede que no con todo el mundo, no todos los lectores tienen los mismos gustos ni las mismas apreciaciones, pero saber que contigo lo he conseguido me llena de felicidad. La Saga de Los Lagos siempre será "mi tesoro" y ese mismo vacío que sentiste tú al terminar de leer Sizigia lo sentí yo al escribir la última reflexión que hace Nicholas en las últimas líneas del libro... Y no sé si será porque se acerca el aniversario del lanzamiento de MCETM o porque el paso del tiempo hace que lo extrañe aún más, pero, aquí entre nos, te puedo confirmar que sabremos más de Los Lagos y lo que sucede más allá. Creo que sabes que una idea ronda mi cabeza, incluso tengo escrito lo que podría ser el prólogo de un nuevo relato, o novela, quien sabe, pero lo que sí sé es que no se va a quedar en el cajón. Esta saga me ha obsequiado con muchas satisfacciones y alegrías que, tal vez no se repitan, pero que me están animando con el paso de los días a ir un poquito más allá... reseñas como la tuya, por ejemplo, me hacen dejar atrás las dudas y convencerme de que la Saga de Los Lagos es una buena historia, y si sus lectoras quieren saber algo más ¿quién soy yo para negárselo?
    Te agradezco de todo corazón el cariño, el cuidado y la dedicación que se ven reflejados en tu reseña, que mi trabajo inspire palabras tan bonitas es lo más grande que me ha pasado como autora, porque esta noche, cuando me acueste, pensaré "tu esfuerzo vale la pena, así que no te rindas. Sigue adelante y mejora día a día". Mi más sincera enhorabuena por tan buen trabajo. Es un honor que hayas reseñado mi novela y estoy convencida de que mis compañeras ARI estarán deseosas de que también las reseñes ¡ojalá lo hagas! Mil gracias, María del Pilar, y un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Juani, en primer lugar darte las gracias en mi nombre y en el de M Luisa por tan hermosas palabras. Y en segundo lugar, ahora la que está sin saber que decir y muy emocionada soy yo y me consta que a M Luisa le sucede igual.
      Tengo que decirte que sí, que conmigo y con muchas lectoras has conseguido ese objetivo propuesto. Tus personajes levantan pasiones, así de claro, los amas, los odias, te enfadas, los perdonas o no los perdonas (eso depende), los comprendes... y cuando terminas de leer es muy dificil dejarlos atrás. Por eso celebro que esa idea que te ronda en la cabeza vea la luz en un futuro que espero sea cercano porque yo estoy deseando saber mas de ellos, sencillamente no he tenido bastante, nunca tendré bastante de esta historia.
      Te puedes ir por lo tanto a la cama tranquila y "dormir a pierna suelta", como vulgarmente se dice, ya que desde luego tu esfuerzo realmente vale la pena, porque te has superado a ti misma en cada libro que has escrito de esta hermosa y maravillosa saga. La verdad es que las que tenemos que estar agradecidas somos las lectoras que hemos tenido el placer de disfrutar de esta historia y, sobre todo, por esa mente soberbia que tienes.
      Muchas gracias de nuevo por tus palabras, son hermosas... pero que sepas que me las has inspirado tu con tu manera de escribir, de narrar los hechos y, sobre todo, con esas frases que pones en boca de los personajes y que me hicieron soltar mas de un suspiro.
      Yo estoy dispuesta a reseñar todas las historias que pueda de ARI, ojala a las demas autoras también les guste, con eso me daré por satisfecha porque saber que a una autora a la que admiras por su trabajo, te felicita tambien por el tuyo, es la mayor de las recompensas.

      Muchos besos cielo y muchas gracias de nuevo.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo, no se puede añadir nada más

    Enhorabuena por la reseña, el blog y por todo!!!!!

    Y gracias de paso a Juani por darnos estas historias

    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva en mi nombre y en el de M Luisa. Y cierto es que a quien hay que darle las gracias es a Juani que sin ella y su mente maravillosa no estaríamos aqui.

      Besos

      Eliminar
  4. Wow! Menuda reseña! Enhorabuena! Completamente de acuerdo con ella. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva, en mi nombre y en el de M Luisa. Me alegro que estés de acuerdo con mi opinión, si es que la saga es hermosa.

      Besos

      Eliminar
  5. Si que es bonita sí. (Soy Ester Fdez... Bloguera) en el facebook, me ha encantado tu blog y además ya te sigo, es preciosa.
    Felicidades a ambas. <3
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, muchas gracias en mi nombre y en el de M Luisa. Sí que te conozco, no solo porque ambas somos princesas de ese reino estupendo de Los Lagos sino por tu trabajo que es excelente.

      Un besito.

      Eliminar
  6. Una reseña fantástica.
    Enhorabuena <3
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dakota me alegro de que te guste

      Besitos

      Eliminar
  7. oh, chicas que reseña tan bonita, aunque estoy con Juani: esto es más que una opinión sobre una novela o la saga, es un homenaje, un precioso homenaje a unos libros que, como tan bien decís, son una maravilla! muchas gracias a vosotras por compartirlo con todos y a Juani por crear un mundo tan fantástico como el de Los Lagos.
    Ojalá tras ver vuestro comentario algún lector se anime a darle una oportunidad, tal y como hicimos nosotras, porque con lo que va a disfrutar con la historia, quedará encantado!
    Dentro de nada estamos en Navidad, y qué mejor regalo que hacerle a alguien o a uno mismo que una novela como esta? a mí no se me ocurren muchos porque es tan emotiva, que es una historia para recordar y releer siempre. Un beso guapas y felicidades!

    ResponderEliminar
  8. Hola elegv ¿como estás?

    Muchas gracias por tus hermosas palabras y muchas gracias en nombre mio y en el de M Luisa por acercarte al blog y leer la reseñá y, por supuesto seguro que Juani esta encantada con la apreciación que has hecho de sus libros. Porque, efectivamente, que mejor regalo en unas fechas en las que el amor es el principal protagonista que regalar unos libros que si algo derrochan es este hermoso sentimiento.
    Yo estoy de acuerdo contigo, los lees, los vuelves a leer y no te cansas nunca de hacerlo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Genial. Y gracias por reseñar a nuestra compi ARI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tamara y las gracias os las tengo yo que dar a vosotras que con esa maravillosa mente que tenéis lográis que nos evadamos por un tiempo de nuestros problemas sumergiéndonos en esas maravillosas historias que creáis.

      Besitos

      Eliminar